Room Service Cargando...

Star Grupo Ortopédico

Fractura de brazo

¿Qué es una fractura de brazo?


Una fractura de brazo es la rotura de uno o más huesos en el brazo de su niño. Esta lesión puede ser una quebradura o doblamiento del hueso o cuando un hueso se rompe en varios pedazos. El brazo se extiende desde el hombro hasta la muñeca y está dividido por el codo en brazo superior y brazo inferior (antebrazo). El húmero es el hueso largo que está ubicado en brazo superior. El cúbito y el radio son los dos huesos que se encuentran en el antebrazo o brazo inferior. Una fractura simultánea de los huesos en la parte superior e inferior de su brazo, también se conoce como codo flotante.

¿Cuáles son las causas de una fractura de brazo?


 Una fractura de brazo puede ocurrir como consecuencia de una caída, de un golpe directo o de un accidente automovilístico. Su niño puede romperse el brazo cuando al tratar de detener una caída, lo hace cayendo sobre su brazo extendido. También puede ocurrir al practicar deportes, al sufrir una torcedura severa o por abusar del brazo. Las fracturas también pueden ser causadas por tumores, abuso físico, o por problemas en la formación del brazo. Las enfermedades en los huesos, como la osteogénesis imperfecta (enfermedad de huesos quebradizos o huesos de cristal) también pueden causar fracturas en su niño.

¿Cuáles son los signos y síntomas de una fractura de brazo?


 Su niño puede presentar dolor, hinchazón o moretones en el brazo lesionado. También puede sangrar, si la piel está rasgada. Los huesos pueden perforar y salirse a través de la piel o pueden verse anormales, doblados o fuera de su sitio. El brazo lesionado puede verse más corto que el brazo sano. El brazo, mano o dedos de su niño, pueden sentirse débiles, adormecidos o con hormigueo. Su niño puede tener dificultad para mover el brazo o puede rehusarse a usarlo o moverlo. Los niños pequeños, que no pueden hablar, pueden sentir molestias al gatear o en otras actividades en las que los brazos tienen que soportar su peso.

¿Cómo se diagnostica una fractura de brazo?


 Pueden necesitarse exámenes tomando imágenes para comprobar si su niño tiene un hueso fracturado. Estos exámenes también pueden hacerse para buscar otras lesiones, como un problema en un hueso, en un músculo o en un vaso sanguíneo. A su niño pueden hacerle uno o más de los siguientes exámenes:

  • Escán de huesos: Durante este examen, se toman imágenes de los huesos de su niño. Por vía intravenosa (IV), su niño recibe una pequeña e inofensiva cantidad de sustancia radiopaca como medio de contraste. Los médicos miran las imágenes en busca de huesos rotos. Estas imágenes también muestran las infecciones o el cáncer en los huesos.

  • Tomografía axial computarizada: Este examen también recibe el nombre de TAC. En este examen, se usa un aparato especial de rayos X equipado con una computadora, para tomar imágenes del brazo de su niño. Antes de tomar las imágenes, es posible que a su niño le apliquen un medio de contraste por vía intravenosa. Este medio de contraste ayuda a que los médicos puedan ver mejor las imágenes. Las personas alérgicas al yodo o los mariscos (langosta, cangrejo o langostinos), también pueden ser alérgicas a ciertos medios de contraste. Si su niño sufre de alergia a cualquiera de estos mariscos o si tiene otras alergias o problemas de salud, infórmele al médico.

  • Imágenes por resonancia magnética: Este examen también se conoce con la sigla IRM. En este examen se usan ondas magnéticas para tomar imágenes del brazo de su niño.

  • Radiografías: Las radiografías (rayos X) son imágenes de los huesos y tejidos del brazo de su niño. Es posible que a su niño le tomen radiografías del brazo, para chequear si hay huesos rotos u otros problemas. A su niño pueden tomarle varias radiografías de los huesos del brazo. También pueden necesitarse radiografías de ambos brazos: el lesionado y el sano.

¿Cómo se trata una fractura de brazo?


 El tratamiento dependerá del brazo que se haya fracturado y del tipo de fractura que su niño haya sufrido. Su niño puede necesitar uno o más de los siguientes tratamientos:

  • Yeso o férula: Es muy importante mantener quieto el brazo fracturado. Para sostener unidos los huesos rotos, es posible que le coloquen un yeso o una férula. También puede usar un cabestrillo para sostener el brazo vendado y pegado a su cuerpo. Esto puede ayudar a disminuir el dolor y a prevenir un daño mayor en los huesos rotos.

  • Medicamentos: Pueden administrarle medicamentos para aliviarle el dolor a su niño. También puede necesitar antibióticos o una inyección antitetánica si, además de la fractura, su niño sufrió un corte en la piel. Es posible que también le administren un medicamento para ayudar a que su niño permanezca calmado y relajado.

  • Terapia de apoyo: En esta terapia se usan paquetes de hielo para colocarlos sobre el brazo fracturado de su niño y así disminuirle la hinchazón, el dolor y el enrojecimiento. Para ayudar a que el brazo de su niño sane más rápido, pueden hacerle fisioterapia, pero cuando el dolor y la hinchazón hayan desaparecido. Un fisioterapeuta puede ayudar a su niño haciéndole ejercicios especiales. Estos ejercicios pueden ayudar a que el brazo de su niño se recupere más rápido y se fortalezca más.

  • Cirugía: Puede ser necesaria una cirugía, si su niño sufrió una fractura severa en el brazo. Se entiende como severa, cuando la fractura causa una condición conocida como codo flotante, o cuando los huesos están fuera de sitio o están rotos en varias partea. También puede necesitarse, si la fractura de su niño no sana con otros tratamientos. La cirugía ayuda a que los huesos regresen a sus posiciones normales al unirlos con alambres, tachuelas, pines, platinas o tornillos. La cirugía también puede necesitarse, si su niño tiene otras lesiones, como un daño en un nervio o en un vaso sanguíneo.

Con tratamientos, como un yeso, una cirugía y medicamentos, pueden prevenirse las complicaciones y su niño podrá reanudar sus actividades normales.

¿Quienes Somos?

Somos un grupo de subespecialistas en traumatología y ortopedia dedicados al tratamiento, atención e investigación de todas las aéreas concernientes al sistema musculo esquelético (huesos, músculos, tendones, ligamentos, etc.) Contamos con subespecialistas egresados de los mejores hospitales del país laborando, en el hospital más moderno del sureste del país los cuales se actualizan constantemente y cuentan con las últimas innovaciones para poder proporcionarte el mejor tratamiento.

Contáctenos

Nombre
Empresa
e-mail
Teléfono
Estado
País
Mensaje

Calle 26 No. 199 Consultorio 928 Fracc. Altabrisa Hospital Star Médica C.P. 97133 Mérida, Yucatán, México. Tel. (999)943.62.02